Uncategorized

Cazada en la oscuridad de la noche

Cazada en la oscuridad de la noche

CAZADA EN LA OSCURIDAD DE LA NOCHE

Siempre me ha gustado mirar, desde pequeñita, y no mirar cualquier cosa, bueno casi todo, pero hay cosas que me gustan más que otras, ya os podéis hacer una idea, no es cotillear, yo lo llamo estar informada.

Observar y ser observado es una de las cosas con las que podemos fantasear pero ¿Y si se vuelve realidad?

Ahora ya tengo treinta años, un trabajo y una casa, soy una mujer respetable, que vive independiente, todo un logro en los tiempos que corren. Sin embargo, el deseo y el morbo de observar a la gente en si, no cambia.

Las ventanas de mi piso dan a una plazuela, con árboles y bancos, durante la tarde hay niños, pero por la noche siempre alguna pareja se pone allí a hablar. Desde la oscuridad de mi cuarto espero a que pasen a más, seguro que están deseando tocarse, follarse, abrirse de piernas y mezclar sus secreciones, pero la mayoría de las veces no pasan de algún beso, seguro que lo único que hacen es planificar como pagan la hipoteca.¡Estúpidos!, vamos me quedo con todas las ganas de ver algo que merezca la pena.

El otro día estaba observando a mis vecinos, estaba descaradamente asomada a la ventana con la luz encendida, no pasaba nada, sólo había una persona más buscando aliviar la sofocante noche.

Tras el invierno con ventanas bajadas, por fin ha llegado el verano, la gente duerme con las ventanas abiertas, un mundo se abre ante mis ojos.

Una noche más al acecho y nada de nada, pero yo ya intuía donde podría estar mi presa, unas noches antes había visto a un chico tocando la guitarra, medio desnudo, sentado en la cama. Apague la luz, acerque la silla al alfeizar, así estaría más cómoda, yo solo llevaba un cómodo vestido fácil de abrir, anhelaba ver a ese bohemio desnudo con su bajo vientre cubierto por el cuerpo de la guitarra, para amenizar la espera empecé a masajearme el vello de mi pubis, pero de repente de un piso superior de la misma casa que yo estaba acechando, me pareció ver que se encendía y apagaba una luz, la cortina aún se movía, no estaba observando esa ventana, pero allí había una silueta y esa silueta seguía allí.

¿Quién me observa?

Esa situación era nueva para mí, me sentí como el cazador cazado, ésa era yo, alguien estaría intentando adivinar mis formas, mis acciones, mis pensamientos iluminados por la luz tenue nocturna. Me sentí violada, humillada, pero al mismo tiempo un pequeño regusto de placer me recorrió la espalda. Permanecí allí, tocándome, introduciéndome con suavidad mis dedos, esa silueta seguía allí y notaba como no me quitaba el ojo.
Más descarada que nunca me levante, me puse enfrente de la ventana, abrí bien la cortina, le dedique la sonrisa más picara que pude y clave mis ojos en los suyos, le intentaba decir prepárate que comienza el show. Mis manos jugaban con el vestido, lo subía y lo bajaba, quería ponerlo nervioso. Hasta que allí permanecí enfrente de él completamente desnuda, me deje ver, me di la vuelta para que viera cada centímetro de mi cuerpo. Confieso que estaba ruborizada, nerviosa y excitada ante tal situación, pero con ganas de más, el juego acababa de empezar.

Recorrí mi cuerpo perezosamente, mis manos parecían explorarlo por primera vez, los pezones se irguieron al ser pellizcados, redescubrí la textura de mi monte de Venus, y la calidez de los interiores de mi vulva, y hasta mi esfínter anal recibió la visita de mis dedos mojados.
Salia humo de su ventana, los dos jugando al mismo juego, podía observar que la cortina se movía por lo que mi imaginación se disparo, ¡Buuuuuf que morbazo!

Me gusta ser traviesa, provocadora y ser deseada. Me chupe el dedo, apreté los dientes en mis labios de la excitación que crecía, jugaba con mis pechos, varias palmadas sonoras me di en mi culo, le insinuaba con la lengua, por la situación me notaba cada vez más mojada.
¡Dios que calor!

Loca y ansiosa me encontraba, ya no podía más, introduje mis dedos en mi entrepierna y delante de aquel hombre me masturbe obscenamente, como si fuera una poseída, la boca se me llenaba de saliva, que me caía por la barbilla y el cuello, la restregué por mi pecho. Oía el chapoteo juntos mis jadeos que se masificaban por momentos, estaba a punto de explotar, mi grito me delato al correrme, estoy segura de que retumbo en sus oídos. Le lance un beso, me despedí y me fui a la cama con ganas de mañana más y mejor. Tengo que decir que dormí muy bien esa noche jijijiji.

Pasaron los días, me seguía colocando allí a oscuras, las demás ventanas perdieron interés para mí, solo aquella, que siempre permanecía oscura, pero yo sabía que estaba allí, jadeante, tocándose o simplemente observándome. Me movía por la casa a oscuras intentando tenderle una trampa, pero aquella ventana entreabierta siempre permanecía oscura, el muy cabrón era astuto, sé que lo sabes y te gusta. Yo lo he sentido tantas noches.

Un día deje de sentarme en la penumbra y encendí la luz, por fin lo vi, fumándose un cigarro. Él me saludo y me dedico una amplia sonrisa. Nos miramos sin decir nada, lo observe de arriba abajo, pero su semblante cambio, se mordió el labio y me devolvió el beso que le lance noches atrás. Se inclino y colgó el cartel de: “SE VENDE”. Triste ya no se atrevió a devolverme la mirada y se marchó.

Algo me golpeo el estomago, una lágrima recorría mi mejilla y en el fondo de mi corazón sabía que llegaba el momento de cerrar ventanas y correr la cortina.

¿Hasta cuándo?
Ha pasado tiempo y es difícil olvidarte pero el recuerdo muchas noches golpea en mi cabeza.
Gracias por esa noche…. inolvidable!

A ti GRACIAS por leerme ? ??

? Sin fantasías que aburrida sería la vida ?

? Morena83 ?

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

gaziantep escort antep escort izmir escort karşıyaka escort malatya escort bayan kayseri escort bayan eryaman escort bayan pendik escort bayan tuzla escort bayan kartal escort bayan kurtköy escort bayan ankara escort kayseri escort marmaris escort fethiye escort trabzon escort pendik escort pendik escort pendik escort pendik escort pendik escort film izle