Uncategorized

Locura de año nuevo 2018

Blonde

Locura de año nuevo 2018
Era el último sábado del 2017, tenía varias opciones para despedir el 2017 hasta una invitación de Marco, no era una de sus locuras solo algo formal, además de otras que me tenían en duda, pero junto con Edwin y otros chicos nos animamos de manera repentina a recibir el año nuevo en una localidad rural cerca de la ciudad, los papas de uno de ellos habían alquilado una casa para hacer una fiesta de año nuevo sin embargo por cosas del destino no pudieron organizarla y Richard la tenía disponible ese fin de semana largo. Entre cervezas y varios brindis nos decidimos por partir el mismo 31 a media mañana.
Después de planear la salida para el día siguiente e ir a bailar con ellos y unas amigas terminamos en casa de Fabricio, Rocío tuvo que irse repentinamente porque su hermano había llegado de sorpresa para recibir con su familia el año nuevo, me quede sola con Edwin y Fabricio para finalizar la jarana y bueno pasarla muy bien con ellos, antes del viaje del día siguiente.
Después de una noche divertida, a la mañana siguiente partimos rumbo a mi departamento para recoger algo de ropa y luego a un amigo suyo y poner rumbo a …………………… para recibir el 2018.
Llegamos a almorzar bastante rico, recuerdo que me comí una sopa de víbora, un sabor entre mezcla de sopa de pollo y de pescado, algo salado pero rico. No podían faltar las cervecitas frías que caían como un bálsamo en ese calor que reinaba en el clima.
Fuimos a la casa que tenía disponible Richard para acomodar nuestras cosas y para luego ir a buscar las ofertas fiesteras que se tenían en el pueblo. Techos altos y ventanas bien ubicadas que permitían correr el aire de tal forma que tenías una especie de brisa dentro de casa, se notaba que la había diseñado un buen arquitecto ya que no concentraba calor, era más bien fresca, y obviamente no podía faltar una acogedora piscina lista para ser usada, sin embargo preferimos ir a caminar por el pueblo para ver la opción por la que decidiríamos para celebrar el año nuevo.
Iba a haber una verbena a media noche con fuegos artificiales y vimos 2 discotecas y un restaurant que ofrecían buenas opciones para celebrar y si no te gustaba alguna solo caminabas tres cuadras y te ibas a cualquiera de las otras fiestas, obviamente si podías pagar por todas a las que ibas jajajaja pero bueno yo no iba a gastar nada, de todas formas en esa caminata me debí encontrar con unos cinco chicos que también habían salido de la ciudad a relajarse y que en el encuentro me ofrecían una que otra reunión para esperar año nuevo, yo trataba de intuir a donde iban a ir para no topármelos y que se pongan a insistir en hacer algo con ellos, conociendo al menos a dos de ellos a quienes ya no sé cómo decirles que no.
En la ruta a tomar unos helados le llamaron a Richard, era Víctor junto a cuatro amigos suyos, dos de ellos con sus parejas, necesitaban guardar los autos en los que habían llegado ya que el hotel no tenía parqueo y no deseaban dejarlos en la calle, tomamos rumbo a casa de Víctor para recibir a los amigos y amigas. Compramos rápido los helados y de paso unas botellas de champagne para brindar en la noche.
En casa de Víctor ya nos estaban esperando dos chicos, uno era Miguel y el otro no recuerdo su nombre, los demás se quedaron en el hotel para acomodarse y descansar supongo, abrazos, sonrisas y buen humor en el saludo, eso me gusta en el ambiente y con lo acogedor de la localidad todo se pintaba lindo para una buena fiesta así sea en el patio de la casa.
Entre la charla decidieron ir al hotel a verse con los demás y salir a caminar para definir a donde iríamos a esperar año nuevo, entre las opciones mi idea de hacer algo en la casa.
Fuimos al hotel ahí estaban todos, sea a donde sea que fuésemos iba estar lindo, buenos chicos y chicas agradables todos, estuvimos caminando por el pueblo y este se iba llenando con más gente a cada momento. Ya estaba decidido, estaríamos en casa de Richard hasta cerca de la media noche, luego iríamos a la plaza para los fuegos artificiales y de ahí a la disco más cercana a la casa por ser lo más cómodo porque de seguro estaríamos con tragos encima y era mejor que sea cerca.
Después de unas cervezas en unas cabañas cerca de un rio nos dirigimos a casa Edwin, Fabricio, Richard y yo, los demás se fueron al hotel a alistarse ya que los esperaríamos en casa para esperar media noche, compraron unos pollos fritos para cenar pero yo desistí de comer.
Ya en casa se pusieron a cenar y después algunos tomaron una pequeña siesta para estar lucidos toda la noche, Edwin, Richard y yo nos quedamos cerca de la piscina a charlar y disfrutar del aire fresco.
Debieron ser cerca de las nueve de la noche que los deje para ir a mi habitación, al ser la única chica de la casa me dieron la habitación principal que tenía baño propio, al ser un pueblito no lleve atuendos llamativos sino más bien casuales, tanguitas, un par de minis, blusas y zapatos planos para caminar y bailar bastante, fue lo que utilicé para recibir año nuevo, obviamente no me vestiría no sin antes prepararme tanto por fuera como por dentro.
A la ducha con mis toallas, champús, cremas, depiladora, espejo y necesariamente el instrumento para limpieza interna, deseaba que todo fuera perfecto y que no haya sorpresas desagradables de ningún tipo. EL agua caliente de la ducha me ayudo a relajarme para utilizarlo. Debí estar cerca de dos horas entre la ducha hasta terminar de alistarme y estar radiante, como me dijeron.
Ya estábamos todos en casa, Edwin, Fabricio, Richard, Víctor y sus cuatro amigos, a lo mucho recuerdo un Miguel, a Karla y Jessica, estaban con una botella de whisky la cual no duro mucho entre los once que estábamos ahí disfrutando de la noche, los chistes y anécdotas del año que se iba.
Cerca de las once y media salimos a la plaza, estaba lleno de gente, Víctor nos presentó a su primo y unos amigos suyos que también habían ido al pueblo, ellos nos invitaron un agua ardiente con limonada y hielo que cayó de maravilla, su primo vivía ahí y tenía una tienda de donde salía todo, además que estaba en la plaza, nos servimos tranquilos y bien servidos, no sé de donde salió una banda local que hizo más maravillosa la tertulia, a la media noche los fuegos artificiales iluminaron la noche, los abrazos, felicitaciones y brindis se multiplicaron mientras desde lo más profundo del monte se escuchaban los cohetes sonar a la distancia.
Ya estábamos medio entonados pero unos más que otros entre ellos los amigos del primo de Víctor entre los cuales uno me miraba de sobremanera, me hubiese resultado cómodo o divertido si no estuviese más tomado de lo normal o si yo estuviese tan tomada como él?.
Estuvimos un rato más ahí y note también que las otras chicas y sus parejas estaban un poco incomodas con los chicos que estaban más tomados, Víctor actuó bastante diplomático y despisto a sus amigos respecto a donde nos dirigiríamos después, nos retiramos y nos dirigimos a la discoteca que habíamos decidido, con Víctor quedamos en vernos después.
La disco estaba decorada acorde a la ocasión, ya estaba medio llena pero logramos que nos asignen unos sillones en U que brindaban cierta privacidad, apenas entramos ya quise ir a bailar pero prefirieron decidir que tomar y optaron por más whisky los chicos, y a nosotras nos daban a elegir entre los cocteles que preparaban, con el calor que hacía nosotras estábamos complacidas además de un par de chicos más que decidieron por fernet de menta que también estaba delicioso.
Debimos estar charlando y bailando un par de horas cuando llego Víctor con un amigo suyo bastante simpático que casualmente también se llama Edwin quien se encontró con dos amigos suyos dentro de la discoteca que estaban charlando con unas chicas locales en otra mesa. De entrada me preguntó si estaba con alguien y le dije que no y de inmediato me invito a bailar, invitación que no rechace, muy buen bailarín por cierto, fue mi mejor pareja de baile de la noche, hasta me hizo gustar el bailar música tropical a la cual no soy muy afecta a hacerlo.
Quizás eran las 3 de la mad**gada cuando Karla y Jessica se estaban retirando con sus parejas al hotel, los otros dos amigos de ellos estaban bailando con unas chicas y les dijeron que se irían luego, yo estaba terminando de bailar dispuesta a tomar un descanso ya que tenía que rotar entre cuatro chicos ya que no habían encontrado una pareja de baile, en lo que me dirigía al baño note que Fabricio me siguió, supuse para protegerme de algún osado que además de mirarme se animara a hacer algo más, yo rogaba de que no hubiese algún problema ya que no sería la primera vez que algún amigo mío o chico con quien este se tome la potestad de pensar que soy de su propiedad y no le dé derecho a otros ni siquiera de mirarme o dirigirme algún saludo, más bien no pasó nada, note una que otra sonrisa o guiño pero Fabricio más bien no reacciono de fea manera.
Al salir vi que Fabricio me estaba esperando me vio a los ojos me sujeto de la cintura y comenzó a besarme, de reojo vi que Edwin el buen bailarín (le llamare Edwin 2 para diferencias con Edwin mi amigo) se estaba aproximando, supongo que también para dirigirse a satisfacer sus necesidades fisiológicas, el trato de hacerse el despistado pero mi reacción fue extender mi brazo y besarlo delante de Fabricio, supongo que fue como un acto reflejo para hacerle notar a Fabricio que no soy de un solo hombre, además el ya conoce como soy después de haber pasado la noche anterior con el Edwin y Richard, Fabricio no reacciono por un momento y luego me volví hacia él, le sujete de su mano y se la puse en mi pecho mientras volvía a besar a Edwin 2, no tardé en sentir las manos de Fabricio ingresar por debajo de mi faldita para acariciar mí ya húmeda vagina, note que otros chicos estaban viendo y eso me puso más excitada sin embargo sabía que ellos dos no dejarían que se acerque nadie que ellos no conocieran. Estuvimos menos de un minuto ahí mientras sentía sus manos invadir mis partes más íntimas, casi me hicieron terminar mientras sentía que uno de ellos acariciaba mi clítoris y el otro metía sus dedos en medio de mi vulva, con mi mini medio levantada notaba que uno que otro chico que pasaba se distraía deliciosamente con lo que discretamente trataba de mirar, eso fue hasta que ingreso una chica al pasillo y ellos notaron mi incomodidad, me dijeron vamos al baño y les respondí que mejor fuéramos a casa de Richard, yo estaba segura que el aceptaría sin pensarlo dos veces, Edwin 2 me susurro al oído si no importaban los otros chicos, yo le respondí, “si supieras bebe”.
Edwin se dirigió al baño mientras Fabricio y yo volvíamos con los demás chicos, Fabricio le dijo algo a Richard, el me miro y me hizo señas como preguntándome si estaba de acuerdo a que nos fuéramos, le dije que sí pero no sin antes tomar algo refrescante ya que había entrado en calor con lo sucedido, uno de ellos me sugirió una cerveza saborizada fría en lata llamada loko o algo, así de esa forma podríamos ir yendo a casa mientras tomábamos la susodicha cerveza.
Pedimos 4 latas ya que eran de buen tamaño y deliciosas, excepto la de sandía, no era fea pero tampoco tan deliciosa como las otras y heladas caían como un elixir.
Richard ya había notado algo en el ambiente por como Fabricio y Edwin 2, me tenían como vigilada o cuidada como si quisieran evitar que escapara a algún lado, Richard converso algo con Edwin mi amigo, este se levantó y dijo “vámonos”, los demás pusieron cara de no entender pero él y Richard se mataron de risa, yo medio comprendía el motivo de su risa, Fabricio y Edwin 2 medio que también, yo ya estaba que humedecía mis pantys, Fabricio secundo a Edwin. Nos estábamos retirando cuando vi a Edwin 2 ir donde sus amigos que estaban bailando con dos chicas y no salió con nosotros, no importaba yo ya la estaba pasando bien con Edwin, Richard, Fabricio que no se apartaba de mí, y Víctor.
Mientras nos dirigíamos a la casa de Richard note que con el aire libre los efectos del alcohol se estaban manifestando más, me pareció normal, delante de mi estaban Richard y Víctor, yo estaba al medio de Edwin y Fabricio, Richard algo le dijo a Víctor y él se volteo a mirarme como sorprendido y ansioso luego siguieron de frente, a medio camino notamos que Edwin 2 estaba mucho más atrás con sus dos amigos siguiéndonos, Víctor fue a su encuentro y fue a conversar algo con ellos mientras nos seguían.
Mientras caminaba al medio de Edwin y Fabricio ellos me susurraban cosas al oído como: “vas a disfrutar más que ayer”, “te encanta esto no?”, “que harás para nosotros?”, cosas así y obvio que también me dijeron que Víctor estaba trayendo otros amigos que ellos no conocían muy bien, se dieron cuenta de esa situación y fueron a hablar con Richard y Edwin 2, francamente no sé qué hablaron solo escuchaba murmullos en la tenue luz de la calle. Después de un rato Edwin 2 se acercó a mí antes de ingresar a la casa, faltando unos metros y delante de todos me acaricio la cola por encima de mi falda, Fabricio fue más allá y la levanto como para que todos vieran mis nalgas, los bese a los dos mientras Richard abría la puerta, yo sentía en esa situación como se inundaba mi vagina como preparándose a ser penetrada por horas, debieron ser cerca de las cuatro de la mad**gada.
Pasamos la puerta de calle y ya dentro en el jardín hasta llegar a la puerta de la casa sentía las manos de Edwin 2 y Fabricio acariciarme de manera más descarada mientras los demás disfrutaban el ver como lo hacían, dentro de la casa, me quitaron mi faldita, Carlitos comenzó a besarme mientras alguien me quitaba mi tanguita y comenzaron a manosearme fervorosamente, sentía varias manos tocarme mientras que uno y otro metían sus dedos en mi cola y mi vagina, me sentía eufórica dispuesta a todo pero hasta ese momento es que recuerdo de manera más o menos lucida, recuerdo que se intercalaban para acariciar mi vulva y veía como lo disfrutaban el hacerlo y el verlo, después de eso solo tengo recuerdos vagos, como flashes de memoria.
Tengo algunos recuerdos de que estaban bebiendo algo frio de mi vagina y de mi cola, luego de que estaba encima de alguien mientras otro chico trataba de penetrar mi colita y por último que estaba viendo el amanecer por una ventana mientras alguien abría mi vagina con sus dedos, tengo vagos recuerdos de eso, luego despertaría en uno de los cuartos junto a Edwin, Fabricio y Richard, doliéndome todo, desde la cabeza hasta la punta de mis pies, sentía mi colita irritada, dolor en mi vientre, mi cabello, todo mi cuerpo lo sentía como si estuviera impregnado de todo tipo de líquidos, me levante y ellos ni se dieron cuenta, pase por la sala y vi que Víctor estaba durmiendo en un sillón tapado con una sábana, todo estaba un desastre, manchas por todo el piso, un colchón y sabanas tiradas al medio, todos los muebles estaban recorridos, ropa por todo lado, vi un par de botellas de champagne que no recordaba haber bebido y unos cuantos condones en un cenicero, se sentía un aroma entre mezclado entre trago y sexo, al pasar por el baño de visitas se notaba que se les había revuelto el estómago por exagerar con la bebida, vi el reloj y era cerca del mediodía, abrí las ventanas para que se airee todo mientras buscaba mi ropa, no la encontré, solo mi brassier , tuve que ir a mi habitación para ponerme otra tanguita pero preferí meterme a la ducha para asearme, sentía partes de mi cuerpo pegajosos o melosos.
Debí estar en la ducha cerca de una hora, me movía para lavarme algo en especial y me dolía todo, hice lentamente toda mi actividad de limpieza, creo que hasta mi cabello tenía dolores. Salí de la ducha y escuche que estaban acomodando todo en la sala, salí a verlos, estaban solo con sus pantalones puestos y me permitía disfrutar de ver los bellos cuerpos de Víctor y Richard al menos, abdominales y brazos bien cultivados, note que algunos dorsos estaban marcados por algunas uñas. Me miraron como a bicho raro, no sabía que pensar, pero me dieron los buenos días, buenas tardes les respondí, y me preguntaron que como estaba, si necesitaba algo, si quería algo, si mi ropa les dije, se pusieron a buscar como locos pero no los encontraron, dijeron que era muy probable que Edwin 2 o sus amigos se los hayan llevado, les dije que entendía lo de mi tanguita pero que desaparezca toda mi ropa era el colmo, que tenía que aparecer.
Atine a ponerme otra ropa interior y en eso me llamaron de la cocina, habían encontrado parte de mi ropa en el jardín detrás de la cocina bien dobladita, si querían que no me vista era suficiente que me lo pidan, les dije entre risas y bueno me tomaron la palabra y me pidieron que me quede en ropa interior, lo que no aparecía era la tanguita que había utilizado en la noche, siguieron buscando pidiendo hasta recompensa a quien la encontrara después de un rato les dije que ya no se preocuparan que si se perdía no sería la primera vez, lo malo es que en otras ocasiones me pagan para reponerme mi panty.
Se notaba su preocupación por mí, no sabía si preguntarles que habíamos hecho o no hacerlo, nos mirábamos con sensación de culpabilidad o de no recordar mucho, de todas formas surgió la pregunta de uno a otro y la respuesta era la común
“me acuerdo de partes pero no de todo”, “yo igual” decía otro.
En ello Víctor se acercó y dijo
“No recuerdo todo, pero si me voy a acordar siempre que eres una Diosa”
Muchas gracias le dije.
Nadie se animó en ese momento a pedir una foto o video pero todos sabíamos que Edwin fue el fotógrafo designado ya que alguien que tenía aro de matrimonio dijo que no quería cámaras y que yo dije que solo él podría tomarme fotografías.
Fabricio y Richard saldrían a buscar almuerzo para todos y llevarlo a casa, además de llevar las sabanas a la limpieza, si es que había alguna en el pueblito.
Yo seguía en ropa interior paseándome por la casa y no podía volver a la ciudad sin meterme a la piscina y no era la única, todos vimos la piscina asoleada y nos dirigimos a ella, después de esa nochecita la verdad no me importo quitarme lo poco que tenía de ropa y dejar que me vean totalmente desnuda para disfrutar del agua que estaba tibiecita, nadie dijo nada solo me miraban y Edwin tomo un par de fotos, yo encantada.
Ellos no se animaron a meterse sin ropa, solo nos relajamos en el agua y conversamos un poco de lo ocurrido.
“me duele todo” les dije, “que me hicieron”
Ellos se reían y también manifestaron que estaban también un poco lastimados, me comentaron que de rato en rato los masturbaba con demasiada rudeza y que apretaba con fuerza sus penes que hasta mis uñas quedaron marcadas en sus miembros y también en sus espaldas, veía las marcas y les decía que lo sentía.
Volvieron Fabricio y Richard con unos platos de fricase pero también prefirieron ingresar a la piscina para relajarse un poco, yo estaba excitándome de nuevo al estar rodeada de los chicos totalmente desnuda en la piscina, pero el dolor que me venía en cada movimiento, hacia que mi libido disminuyera como diciéndome que era suficiente para el primer día del 2018.
Recuerdo un comentario de Richard que me causo gracia.
“estas toda una ninfa pero en este momento ni aunque venga miss universo haría algo, estoy que me duele hasta mis huevos, eres malvada”, jajajajaja nos arrancó a todos una risa.
“relajémonos y disfrutemos de la vista” dijo Edwin.
Debimos estar poco más de una hora en la piscina para luego vestiros, almorzar y alistarnos para volver a la ciudad, más bien todos pasamos a estar más relajados y tranquilos sin esa sensación de culpabilidad que te viene después de una noche de embriaguez y de sexo.
Richard tenía que dejar todo en orden para entregar la casa el jueves pero como vinimos en su vagoneta tuvo que llevarnos a la ciudad, más bien no queda muy lejos pero para ir tranquilos preferimos dormir un rato más después de comer.
En el camino de vuelta, Edwin me mostraría las fotos y videos que tenía, mostrándome partes de lo que habíamos hecho, y me conto algunos detalles de lo que hice y decía, el conociéndome me dijo que se había sorprendido porque inclusive me contó que hice cosas que no acostumbro yo hacer.
Viendo algunas de las imágenes quede sorprendida, de sanita sé que me dejo llevar por mi excitación y lo que me pidan hacer pero en lo que vi no tenía limites, me pase de cerdita, no sé qué podía decir y ahí en el auto tampoco podía comentar nada. Vi algunas imágenes que me gustaron, otras no tanto.
Ya llegando a mi departamento le pedí a Edwin que se quede para que me contase todo lo que recordara o tenía grabado, nos despedimos de Richard y Fabricio no sin antes agradecer mi compañía en año nuevo, que había sido inolvidable aunque no recordasen algunas cosas.
Ya en la sala de mi casa Edwin me comento que una actriz porno quedaba corta al lado mío esa noche, les decía que me lo hicieran con más fuerza y más profundamente, que si quisieran llamen a todo el pueblo para que me coja, que quería que me dieran más orgasmos y más semen, también que les dije que los hombres son unos inútiles que no podrían mantener una erección después de una eyaculación y que soy mejor mujer que cualquier puta que hayan conocido. Cuando me lo conto no sabía si reírme o apenarme.
Le pedí que me diera detalle de lo que habíamos hecho o de lo que le habían hecho a mi delicado cuerpito, pero también algunos de ellos tampoco recordaban del todo lo sucedido esa noche. Alcanzo si a decirme que le sorprendió que me dejara penetrar de mi cola a la vagina o que se las chupara después de haber estado en mi colita, les dejaba saliva en exceso y les pedía que me cogieran por mi cola. Me conto que intentaron hacerme un doble vaginal y anal pero que por lo complicado del asunto y el estado ligeramente etílico de todos apenas lograron meterme dos pollas en la vagina y meterme algunos dedos en mi cola y que les decía “más más” entre gemidos y gritos que salían de mi boca.
Otra cosa que le llamo la atención y que nunca me vio hacer fue haber lamido semen del suelo y si justamente nunca había hecho eso antes, me encanta limpiar con mi lengua la leche que tienen en sus penes o de mis manos o sus manos pero del suelo nunca. Eso sí me dijo que todos disfrutaron del espectáculo inclusive yo, que me moví de cuatro patas delante de todos como una perrita en celo, ya no sabía que pensar de mi misma.
Del frio que recuerdo sentir en mi vagina y mi cola, resulta que habían abierto las botellas de champagne que tenían en casa y que metían el líquido dentro de mí para beberlo luego de mis partes íntimas, tanto de mi vagina como de mi cola, me dijo sí que reaccioné al principio porque al parecer el gas que genera el champan me había lastimado por dentro porque agitaron la botella dentro de mi vagina pero que luego lo hicieron sin agitar la botella, con razón los días siguientes me dolía el vientre y yo pensé que fue por las constantes penetraciones, de seguro fue por ambas actividades.
Aun de los videos, me dijo que no había grabado todo, ya que eran videos cortos porque también había poca luz y se veía oscuro, si recordaba algo más me lo diría, de todas formas me dijo que se reuniría uno de estos fines de semana con los chicos para hablar de esa noche y quizás recordar algo más, la verdad si hay algo más que no me haya contado quedaría sorprendida, fue la noche más salvaje en lo que va del 2018 espero que las próximas las pueda recordar completas, es lo que más me desagrada, además de lo adolorida que quede.
deleted
deleted
deleted
deleted
deleted
deleted
deleted

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

gaziantep escort antep escort izmir escort karşıyaka escort malatya escort bayan kayseri escort bayan eryaman escort bayan pendik escort bayan tuzla escort bayan kartal escort bayan kurtköy escort bayan ankara escort kayseri escort