Uncategorized

Para los amantes del frottage. Mi primera vez.

Para los amantes del frottage. Mi primera vez.
Hola. Esto que voy a contar, pasó a mediados de mi niñez, cuando ya se comienza a tomar conciencia de las diferencias físicas y sexuales. Yo tenia unos seis años y sabía perfectamente la diferencia entre el cuerpo femenino y el masculino, porque mi padre era muy deportista y todos los fines de semana, íbamos al club que pertenecía a la empresa donde trabajaba. Ir a cambiarse de ropa a los vestuarios donde las duchas eran compartidas, era lo más normal, así que vi cuerpos masculinos de todas las edades. Además, había descubierto una pequeña rajadura en una de las ventanas que daban al vestuario femenino y por ahi, espié muchas veces. Vi cuerpos femeninos de la edad que sean. Agradezco que nunca nadie nunca me descubrió.

Pasábamos los fines de semana en la quinta familiar. El capataz que la cuidaba, tenia varios hijos y nietos. Uno de ellos me enseñó muchas cosas sobre la manera de trabajar de los lugareños y terminó por ser mi mejor amigo de la infancia. Claro que ninguno de los dos se imaginaba lo que aprenderíamos entre los dos.

Una tarde, me dice de ir monte adentro porque me quería enseñar algo que no recuerdo. Ya a solas, nos da ganas de orinar y lo hacemos. Como todo niño curioso, yo miré su pene y él miró el mio. Cuando terminamos, Una reacción extraña me hizo decirle; Espera, no lo guardes.

Nos vamos por detrás de unos arbustos y nos situamos frente a frente.

-A ver. . .Sácalo más hacia afuera.

Mi amigo obedece. Yo acerco mi cuerpo al suyo, hasta que la punta de mi pene, toca la punta de su pene. Yo sentí algo así como una chispa eléctrica y mi amigo también, porque juntos soltamos un suspiro leve.

-¿Sentiste lo mismo?
-Si

Nos quedamos quietos los dos, observando aquella maravilla; la punta del pene de mi amigo, tocando la punta de mi pene.

-¿Te gusta?
-Si.
-Qué lindo. ¿No?
-Si.

Luego, se me ocurrió de tirar los prepucios un poco hacia atrás, dejando al descubierto, las puntas de las cabezas de los dos penes y volvimos a sentir la misma chispa, pero algo más intensa. Mi amigo me propone tirar la piel para atrás del todo y le dije que si. El glande de mi pene, tiene el formato común. El glande del pene de mi amigo, era redondo, como una pelotita. Los dejamos bien al descubierto y los apretamos bien el uno contra el otro. Primero punta de pene contra punta de pene. Luego cabeza de pene contra cabeza de pene. bien apretadas las dos con las dos. ¿Qué pasaría si nos desabrochábamos los pantalones y la ropa interior? Pudimos probar algo más, apretar los dos penes juntos y así fue. Cabeza de pene contra cabeza de pene y tronco de pene contra tronco de pene, bien pegados. Se me ocurrió frotar de derecha a izquierda mi pene contra el pene de mi amigo. ¿Y qué pasó? Se nos pusieron duros en seguida.

-No sabía que a ti también se te para.
-Yo pensé que solo a mi se me para.

Pero no. A los dos se nos paró y endureció. Probamos hacer otras cosas; Rozar pene con pene moviéndonos hacia adelante y hacia atrás, o hacia los costados. Luego apretamos nuevamente punta de pene contra punta de pene y las hicimos frotarse en círculos o hacia arriba y abajo. Una especie de esgrima que nos daba mucho placer. De golpe descubrimos un mundo de sensaciones únicas y maravillosas que nos hacían olvidarnos de todo y esperar que el nuevo encuentro, fuera lo más rápido posible. Y así pasó porque al fin de semana siguiente, una escapada al monte nos permitió volver a desabrocharnos, dejar los penes al descubierto y volver a empezar: La punta del pene de mi amigo, buscó apresuradamente la punta de mi pene, que se apretó contra ella con muchas ganas. Para el siguiente encuentro, decidimos probar subiéndonos uno encima del otro. Nuestros penes jugaron, se apretaron el uno contra el otro, se abrazaron, se frotaron en círculos, hacia adelante y hacia atrás. Bien cabeza de pene contra cabeza de pene y tronco de pene contra tronco de pene. Era fantástico porque las chispitas y cosquillas, los llenaban completamente.

Tuvimos muchos otros encuentros. Los más esperados y menos aprovechados, era cuando nos desnudabamos completamente, para ir a nadar. Tristemente nunca tuvimos oportunidad como para prolongarlos lo suficiente. Apenas un pequeño frote para que mi familia no sospechara. Dos años después, mi amigo se fue a vivir con los padres, lo que llevó al fin de esos encuentros hermosos. No volvimos a vernos sino hasta llegados a adultos y como es de imaginarse, no pasó nada. Ni siquiera tocamos el tema del sexo. Ya pasó mucho tiempo y recuerdo esos encuentros con cariño.

Ese fue mi primer frottage, o como lo llamábamos nosotros; pito con pito. Espero les haya gustado.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

gaziantep escort antep escort izmir escort karşıyaka escort malatya escort bayan kayseri escort bayan eryaman escort bayan pendik escort bayan tuzla escort bayan kartal escort bayan kurtköy escort bayan ankara escort kayseri escort marmaris escort fethiye escort trabzon escort film izle bursa escort bursa escort bursa escort esenyurt escort avcılar escort ankara escort çapa escort mersin escort keçiören escort konuşanlar izle mersin escort kızılay escort escort ankara hack forum eryaman escort escort demetevler escort ankara escort bayan