Uncategorized

Loca academia para chochitos perfectos 5 “Mi

Loca academia para chochitos perfectos 5 “Mi
Loca academia para chochitos perfectos 5 “Mi nueva alumna”

Al decir esto Pablo y yo empecemos el mete y saca a con una coordinación pasmosa, parecía que lo hacíamos todos los días, su polla salía y la mía entraba y cada vez íbamos subiendo el ritmo hasta que mi hija nos paraba con sus espasmos.
El plan estaba saliendo de maravilla, Pablo había aceptado a ir en tan solo 10 minutos de conversación, todo gracias a Noe que se sacó el lápiz de su rajita y lo empezó a chupar con una sensualidad pasmosa.
-Entonces, mañana cerramos el gimnasio y vamos los tres para la colonia ¿vale Pablo? (le sugerí sabiendo su respuesta)
-Cerrar el gimnasio, tío y a los clientes que les digo (Pablo la verdad era un vago para trabajar, estaba todo el día ligando, eso si no fallaba ni un día desde que abrimos el gimnasio)
-Tito Pablo, porfa, vente con nosotros mañana, ya verás, te lo vas a pasar muy bien (quien rechazaría a mi hija con esos ojitos y con ese lápiz en su boca)
-Vale, vale, Noe, lo que tú quieras preciosa (lo tenía babeando y seguro que estaba con la bragueta a punto de estallar)
-Gracias tito, mira te lo has ganado ji, ji, ji (mi hija se sacó el lápiz de su boca y lo dirigió a su chochito hundiéndolo hasta casi desaparecer para volverlo a sacar llenó de juguitos) toma tito Pablo ji, ji.
Yo solo miraba y con disimulo me tocaba mi pene que estaba ya por reventar.
Quien me iba a decir que en un fin de semana me iba a cambiar tanto la actitud, si esto hubiese pasado unos días antes me habría cabreado mucho pero ahora, no sé si es porque es con Pablo o por las cosas que he visto pero me estaba poniendo muy cachondo.
-Gracias Noe eres una diosa y….uh como sabes de bien (Pablo chupó el lápiz hasta dejarlo limpio)
-Mm ¿papi puedo quitarme el vertido? hace mucho calor hoy (mi hija estaba súper caliente, se veía que Pablo le ponía mucho)
-Como prefieras cariño (yo ya me la cascaba sin miramientos por encima del pantalón mientras que miraba a Pablo con cara de no entender, como esperando que yo le diera una patada en la boca)
Mi hija se levantó y con suma rapidez se quedó total mente desnuda en el despacho, la verdad que es una hermosura.
Pablo me miró como esperando mí desaprobación, pero yo no le dije nada, al contrario me levante y me puse detrás de mi hija, y con dos dedos le abrí sus gordos labios vaginales para así poder tocar bien su clítoris.
-Mm, ah, papi que malito eres, si sigues así me voy a… ah, ah, ah (mi hija lo estaba pasando bien)
Mientras, yo miraba a Pablo que tenía una cara de tonto impresionante y con una señal le dije que viniera a participar
-¿Seguro…? (me lo preguntó en voz muy bajita como un niñito suplicando)
Por fin Pablo se decidió y se puso a nuestro lado, yo detrás y el en frente.
Mi hija colocó sus manitas en los hombros de Pablo para después plantarle un beso en la boca y decir
-Uh, por fin, los dos hombres que más deseo juntos, ah, ah (gemía porque cuando decía esto yo ya tenía dos dedos metidos en su rajita y la machacaba a placer ya que estaba súper mojada)
Pronto mi hija le fue besando el pecho a Pablo que se había desnudado y continuo hasta cogerle la polla con su boca
-Ah, ah, ah, aun no me lo creo (dijo Pablo cuando mi hija se introdujo casi toda su polla en la boca)
La verdad Pablo no estaba tampoco mal dotado su polla de unos 20cm y bastante gorda le estaba dando complicaciones a mi hija que emitía sonidos guturales como si se estuviese ahogando
Después de un ratito metiéndole los dedos a mi hija los fluidos ya le corrían por media pierna mi mano, imaginaos como estaba así que con ese culo totalmente en pompa no me quedo otra que darle mi pollón, así que apunte a su rajita y…
-Ah, papi, papi, dios aj (mi hija fue recibiendo muy cálidamente todo mi rabo y esta vez si se lo metí hasta tocar mis huevos en su clítoris)
-Noe que tal te sientes con todo el pito de tu padre dentro (yo, joder, cada vez me estaba volviendo más atrevido)
-Madre mía ¿cómo te ha podido caber todo eso Noe? (Pablo me miró negando con la cabeza como sin creérselo mientras mi hija le mamaba la polla)
-Au, ah, sigue papi
Yo empecé a meter y sacar mi polla de su estrechito y jugoso coñito, primero despacito para después subir la velocidad, mientras ella aprovechaba mis embestidas para tragarse cada vez más la polla de Pablo, que parecía que no iba a durar mucho, menuda mamada le estaba dando.
-Si Noe, eres la mejor, sigue, no voy a aguantar mucho más… ¡ah! (y así fue, Pablo se corrió cuando Noe tenía más de la mitad de su polla en la garganta)
Mi hija no aguantó y se sacó la polla de la boca y empezó a toser fuerte y con arcadas, cosa que me dio mucha pena, pero al igualmente mucho placer, porque a cada tosida el coñito de mi hija me apretaba muy fuerte y me encantaba.
-¿Estás bien? Noe lo siento pero es que no me he podido aguantar (Pablo se sintió muy mal, y no es de extrañar ya que mi hija para él era como de la familia)
-¿Mejor Noe? ,¿lo has echado todo? (pregunté con mucho cariño tocándole la carita rojita?
-Si ya estoy bien, es que me ha pillado de improvisto, tranquilo tito te quiero mucho
Pablo se sentó en una silla mirándonos y tocándose la polla flácida por la corrida.
-¿Quieres que paremos Noe? (volví a preguntar)
-No, ni se te ocurra papi, me está encantando sigue no pares
Pues continué, pero esta vez más fuerte, llegando hasta lo más hondo, pudiendo sentir la presión del principio de su útero.
-Ah, si, sigue, Dios me gusta mucho (era la ostia escuchar a mi hija gemir, me estaba dando cosa de que nos oyeran desde fuera y eso que estábamos en la planta superior)
Mi hija se corrió entre espasmos y dejando una mancha en el suelo, yo se la saque de dentro y me la menee en su culo hasta córreme en sus nalgas.
Mi hija se quedó en esa postura y, bueno, era una tentación, con mi dedo índice le fui metiendo el esperma por su ano, primero despacito hasta meter el dedo entero, al parecer nunca le habían metido nada por allí, porque estaba súper apretado, pero a pesar de eso mi hija no se inmuto, al contrario, apoyó sus rodillas y su carita en el suelo facilitando mis tocamientos, así tenía su ano a mi disposición. Yo me acomodé a su lado prosiguiendo con mi inspección anal, pero esta vez jugué con sus fluidos vaginales metiéndole un dedo por el ano y otro por su vagina, de este modo cuando saqué el dedo estaba chorreando y se lo fui metiendo también en su ano.
-Ay, papi, despacito ji, ji.
-Perdón cariño, te duele ¿quieres que pare? (yo ya con dos dedos dentro de su ano)
-No, no, sigue, me está gustando, ji, ji, nunca me habían dado por detrás y quiero probar ji, ji (imaginaos como se me empalmó al oír eso, mi polla estaba otra vez con ganas de guerra)
Pablo, que nos miraba atento, estaba también con la polla tiesa y por un instante se me vino a la cabeza la escena de María siendo penetrada por dos pollas, así que cachondísimo le intenté meter un tercer dedo.
-Despacio, despacito, papi, ah, me duele un poquito (por la cara de mi hija el sexo anal parecía gustarle bastante)
-Vale cariño, despacio ¿pero te está gustando no?
-Papi, me gusta mucho haber intentado meter otro dedo ahora (mi hija aparte de estar gustándole, parecía que no quería ser menos que su amiga y aunque le doliera se aguantaba)
Por fin metí 3 dedos y después de un ratito de acostumbramiento me decidí
-Hija ¿te apetece que lo intentemos? (yo me mire la polla y después la mire a ella)
-Vale papi, vamos a ya, pero despacito, ¿vale? que la tienes muy grande ji, ji, ji.
-¿Quieres ir metiéndotela tu cariño?
-Vale papi, siéntate en una silla que me pongo encima de ti
Le hice caso y me senté, ella se puso a horcajadas encima mío y con una mano se fue untando sus fluidos en su ano (que pasada era ver a mi hija hacer eso, me estaba poniendo malísimo, que 13 años más bien llevados)
-Papi, ya voy, ji, ji (estaba cachondísima)
-Vale mi vida (yo mire a Pablo que estaba con cara de asombro y pajeándose a más no poder mirando el culito de mi hija bajar)
-Aj, ah, no sé si voy a poder papi, ah (ya tenía medio capullo dentro pero se paró)
-Poco a poco, cariño, úntate más ¿vale?… espera te ayudo
Cogí y abrí los gordos labios vaginales de mi hija y le metí dos dedos dentro con suma facilidad ya que su coñito estaba chorreando, al momento los volví a sacar cubiertos de líquido y los dirigí a su ano donde entraron hasta el fondo.
-Ahora cariño, prueba ahora (le saque los dedos y mi hija bajo de nuevo)
-Ay, ah, ahora parece ah…. Ay, joder, por fin lo metí (mi hija se refería a mi capullo que desaparecía en sus entrañas)
-Bien cariño, ahora ve acostumbrándote (no os podéis hacer una idea de lo apretado que estaba)
Mi hija no quiso oír, y de un golpe se enfundo más de la mitad de mi polla que iba a estallar por la presión que tenía.
-Ay, ay, ay, joder, como duele papi (mi hija tenia los ojitos llorosos pero no dejaba de bajar hasta que ya no pudo más, sus nalgas tocaron mis muslos)
Mi hija me abrazó muy fuerte y me empezó a besar el cuello, la pobre estaba sudando y medio sollozando
-Cariño ¿estás bien, te sigue doliendo? (yo le iba acariciando las nalguitas para tranquilizarla)
-Ya no me duele mucho, papi, tranquilo pero me siento muy rara
Yo al decirme eso la cogí de los muslos y la comencé a subir para después volverla a bajar
-Uh, papi me siento muy calenté, sigue
-¿Te gusta eh, cariño? Vale ahora te toca cabalgar a tu papi (se lo dije susurrando y ella me devolvió una sonrisa y comenzó)
-Ah, ah, ah, uh, que bueno papi, ya no me duele casi (empezó tranquila pero después se volvió loca, se la clavaba hasta el fondo y la sacaba casi toda para caer a plomo, era una autentica amazona)
De pronto Pablo apareció a nuestra derecha con la polla totalmente tiesa y le empezó a dar con ella a Noe en sus tetitas.
-¿Que? me tenéis olvidado… a que mañana no voy… (lo dijo mirando a Noe y guiñándole un ojo)
-Lo siento tito Pablo pero es que papi me tiene muy ocupada ji, ji… Jo tito, que pollón tienes (lo cogió con su manita y se la comenzó a menear)
-Venga Pablo, te toca, a ver como tratas a mi hija (le dije en un impulso)
-¿Qué? ¿De verdad me dejas? no te enfades, eh (no me podía creer que yo mismo se la haya ofrecido)
-Si, venga tito Pablo, quiero probar tu pito (al decir esto Pablo y yo nos miramos como diciendo que vicio tienes criatura)
Mi hija se levantó y mi pollón salió de sus entrañas, dejándole el ano híper dilatado, era una pasada, después me levante yo y Pablo ocupo mi lugar, sentándose, y cuando mi hija se fue a subir encima del Pablo la detuvo.
-Noe, desde hace mucho tiempo tenía muchas ganas de follarte, tu chochito ocupa mis sueños (yo me quede anonadado, le diría esto a todos sus ligues…. ay este Pablo)
-Ay, yo también soñaba contigo tito, y con papi, este era mi sueño, y ahora lo voy a cumplir (que tu hija de 13 años diga esas cosas da mucho que pensar)
Pablo le metió 2 dedos en su maravilloso coñito y la empezó a pajear
-Ag, ah, ah, ah, tito, tito, me vas hacer correrme (y así lo hizo, se corrió llenando la polla y la barriga de Pablo de fluidos)
Pablo le dio la vuelta y la puso de espaldas, y la empalo de un golpe por su rajita reventándola a pollazos, menudo ritmo tenia Pablito. Después de un rato así, Pablo me hizo una señal para que fuera.
Yo le hice caso y fui, a esto que va y cambia de agujero metiéndosela de un golpe por su ano, que aún permanecía dilatado ya que mi hija no se quejó mucho.
-Ag, aj, ay… tito me vas a matar, aj (mi hija estaba disfrutando de lo lindo)
-Dani, ¿qué tal si nos comemos un sándwich? (Me dijo señalando la rajita total mente roja de mi hija)
-No sé, no sé, bueno, vamos a intentarlo (esta vez ni le pregunte a mi hija que gozaba por los pollazos de Pablo)
La cogí de los hombros y la recosté encima de Pablo y poco a poco se la fui metiendo.
-Ay, ah, auh, papi que vas hacer, ah, que me… (Mi hija hoy estaba de estreno y lo iba a recordar)
Mi polla fue desapareciendo poco a poco, podía sentir la polla de Pablo haciendo más presión por abajo. Y había metido la mitad de mi polla cuando mi hija me miro y me dijo
-Papi te quiero mucho, soy muy feliz (la mire esa carita tan preciosa y no podía creer que con ese cuerpecito tan pequeñito le estuviésemos asiendo un sándwich)
Al decir esto Pablo y yo empecemos la metisaca con una coordinación pasmosa. Parecía que lo hacíamos todos los días, su polla salía y la mía entraba y cada vez íbamos subiendo el ritmo hasta que mi hija nos paraba con sus espasmos. Le conté 4 corridas, era increíble verla y oírla gemir, a veces Pablo y yo se la metíamos a la vez hasta el fondo y en ese momento es cuando más gritaba. Al final, la pobre estaba como inmóvil echada en el pecho de Pablo
-Dani, no aguanto más me voy a correr (me dijo Pablo con cara de estar aguantándose)
-Yo también estoy apunto, sácasela
Entre los dos la tumbamos en la mesa de la oficina, ella solo nos miraba sonriendo sabiendo lo que ahora venia
-Dani me puedo correr en sus tetitas (al oír esto mi hija se apretó los pechitos)
-Si adelante (yo me corrí en su carita y Pablo en su pecho)
Llena de semen mi hija no le salió otra cosa que decir:
-¿A qué hora vamos mañana a la colonia papi? (todo esto llevándose un dedo a la boca cubierto de nuestro semen)
Pablo y yo nos reímos de lo lindo y nos miramos como haciendo las paces.
Al final decidimos que mañana iríamos prontito, y que cerraría el gimnasio un par de días para así poder estar tranquilos en la colonia.
Al día siguiente a la 8:00 de la mañana.
Me despertó el timbre de la puerta, mi hija estaba dormida encima mío con su gordita vulva rozando mi polla, que como todas las mañanas despertaba empalmada. Al reaccionar y oír de nuevo el timbre desperté a Noe alterado y le dije que se vistiera, no sabía quién era y podía ser mi ex.
Bajé medio alterado pero al abrir era Pablo que me terminó de despertar con un puñetazo en el estómago (era típico en él… bueno siempre lo paro y al final termina el siempre estrangulado, pero esta vez me dio bien)
-¿Qué tal tío? te he despertado, je, je ¿o estabas con Noe haciendo aerobic?
-Calla capullo que creía que eras mi ex
-¿Y tú preciosa niñita? que me la quiero comer a besos, no veas los sueños que he tenido esta noche.
-¡Tito, tito Pablo! Hola…. (Mi hija bajo las escalera corriendo y se abrazó dándole un beso en la boca)
-Madre mía Noe, es verte y empalmarme… eh, que mojadita estás (Pablo le metió la mano entre medias de sus nalgas y le toco la rajita)
-Uh, tito sácame los dedos de dentro que me pongo malita
-Venga, dejarlo ya que nos tenemos que ir temprano (les dije cortándoles el royo)
Me hicieron caso y en diez minutos estábamos de camino. Al llegar, Pablo se sorprendió por lo grande y bonito que era todo, también por las chicas tan guapas que había, las cuales no paraban de mirarnos
Directamente fuimos a ver al encargado, a su oficina, para hablar del gimnasio y presentarle a Pablo, y también un tema que me quedó allí que había pasado con María, el día antes que se la llevaron a declarar contra su padre y no he vuelto a saber nada
-Que tal señor, mire, le presento a mi socio en el gimnasio que tenemos en la ciudad, se llama Pablo
-Hola, ¿qué tal todo? ¿Bien Dani? Encantado Pablo, guau, las chicas que asistan van a estar encantadas, valla dos mozos
-El gusto es mío señor, como ya le ha comentado mi amigo Dani, tenemos un gimnasio en la ciudad. Nos va muy bien y vamos a intentar por todos los medios que así nos valla aquí.
-No lo pongo en duda, se os ve muy capaces. Pues como le dije a Daniel tenéis vía libre con los temas deportivos, ahora él es el encargado, empezad cuando queráis
-Muchas gracias señor, pero tenía otro tema que quería comentar, era sobre María
-Sí, las autoridades le tomaron declaración y han aceptado que te hagas cargo de María por tiempo indefinido ya que los familiares no quieren saber nada de ella… pobrecilla
-¿Y dónde está? (dije preocupado)
-Seguro que está en la cafetería desayunado, ve a verla, anda
Después de eso nos despedimos y nos dirigimos al gimnasio. Allí nos esperaba mi hija con sus 5 amigas las cuales se quedaron prendadas de Pablo, y él, que tiene mucha labia, se las terminó de ganar.
-Mirad preciosas, os voy a dejar con mi amigo Pablo. Enseñarle esto y haced que se quite la ropa, ¿ok? yo voy a hacer una cosa, ¿vale?
Con esas deje a Pablo, que me miraba alucinando por tener semejantes maravillas delante. Yo fui al restaurante a encargarme de María y a darle la noticia, la cual cambiaria nuestras vidas.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

marmaris escort fethiye escort trabzon escort bursa escort bursa escort bursa escort şişli escort kayseri escort film izle esenyurt escort avcılar escort kocaeli escort kocaeli escort almanbahis almanbahis almanbahis yeni giriş almanbahis giriş almanbahis giriş isveçbahis giriş isveçbahis yeni giriş isveçbahis isveçbahis giriş isveçbahis yeni giriş izmir escort izmir escort izmir escort antep escort gaziantep escort gaziantep escort mersin escort çapa escort şişli escort istanbul travesti istanbul travesti istanbul travesti ankara travesti malatya escort bayan kayseri escort bayan eryaman escort bayan pendik escort bayan tuzla escort bayan kartal escort bayan kurtköy escort bayan ankara escort